Uno más: Cayó el Super NES

Algunos de los planes que tenía cuando me casé se detuvieron por completo o se modificaron bruscamente. Uno de ellos fue el hecho de tener que vivir en casita de mi suegra. No, mi suegra no es como generalmente se les conoce. Bueno, el chiste no es hablar de la forma de ser de mi suegra. Como les comentaba, tuve que irme a vivir a su casa en lo que nos daban nuestro departamento (cosa que cada vez está más cercana). ¿Dónde vive mi suegra? En la Hermana República Independiente y Soberana de La Presa.

La Presa (o la Preciosa, pa’ los cuates) está ubicada al norte de la Ciudad de México, está en el límite con el Estado de México, en Tlalnepantla. A pesar de llevar casí un año y medio viviendo ahí, nomás no me acostumbro a algunas cosas. Cada sábado o domingo me obligan ofrezco a llevar a mi linda esposita a surtir la despensa y comprar mandado. Durante esos dos días se pone un tianguis cerca del mercado en el que se venden cosas usadas; debo confesar que me he hecho un cliente asiduo a dicho tianguis.

En él he encontrado muchas cosas que cualquier fan de los juegos de video reconocería como “joyas”. Lo mejor de todo ha sido el precio en el que he podido comprar algunas cosas. He aquí algunos ejemplos:

  • Consola NES = $20.00
  • Control NES = $10.00
  • Adaptador AC para NES = $20.00
  • Atari 2600 c/6 juegos + paddles originales = $50.00
  • Cartucho Pac-Man para Atari 2600 = $5.00
  • Cartucho Frogger para Atari 2600 = $5.00
  • Adaptador AC para Atari = $13.00
  • Cartucho para NES (varios títulos -3 en total) = $30.00

Barato, ¿no?

Ayer -como casi cada domingo-, fui a chacharear aunque lo malo es que no llevaba mucho dinero. Curioseando por ahí encontre una “torre” formada por 4 NES. Aunque tengo el mío pregunté, no estaba de más. El precio de cada uno era de $50.00. “¡Qué barato me salió el mio, me cae” – fue lo primero que pensé. A un costado pude ver un Super NES cuyo exterior era bastante desagradable, se ve que no se le había dado una limpieza quizá desde que salió de la fábrica.

Hago un paréntesis. La mayoría de estos vendedores no tiene ni la más remota idea de lo que vende, así que lo mejor es ir con cara de menso que quiere gastarse una lanita en comprar cualquier porquería, sirva o no. Lógico: puse la más idiota de mis caras y le dije:

– ¿Ese también es Nintendo?

– Sí.

– Y, ¿cuánto cuesta?

– ¿A cuánto el Nintendo? – Gritó a su compañero

– ¡Ya te dije que a $50! – Contestó su cuate con tono de “ya no me estes jodiendo que estoy leyento el pinche períodico.

– Uy, no me alcanza. ¿Cuánto lo menos?

En este momento dudó en volver a preguntar a su patrón, como que no estaba muy de buenas…

– $40, ya lo menos.

– Te doy un treintón, si no no me queda ni pa’ las tortillas.

– Orale, llévatelo.

De esa forma pude comprar un SNES por $30.00. Como ya mencioné estaba horrible. Ya casita decidí darle su buena limpiada, cosa que hago generalmente con un estropajo suave, shampoo y un poquitín de cloro. ¿El resultado? Lo pueden ver en la foto que acompaña este post.

Es cierto, solo compré la consola. Me falta el AC, los controles y el RF Switch, pero, demonios, ¿qué importa? Conseguí un SNES por $30.00, lo demás con calma lo compro. Igual y hasta en el mismo puesto.

Luego les cuento si funcionó o si hay que repararle algo.

See ya!!

Anuncios

4 Respuestas a “Uno más: Cayó el Super NES

  1. Pues ya consígueme un SNES! es lo que ando buscando. Me vendieron uno de los últimos modelos del mismo pero parece que no funcionó. Lo iré a cambiar en éstos días. ¿En que estaba pensando cuando vendi el mío hace unos años…?

  2. Lo mismo me pregunto. Igual es la novedad o el deseo de tener una consola de nueva generación lo que nos hace no sentir tanto el desprendernos de una consola “vieja”. El Snes es una de las mejores consolas de la historia.

    Por cierto, ¿compraste el último modelo, el que trae los dos botones (Power y Reset) circulares y pequeños, ambos del lado izquierdo? Esa consola es de colección.

    See ya!

    PD.: Luego nos vamos a chacharear, ¿no?

  3. Asi es! es el modelo nuevo, lástima que no jaló y tendré que ir a cambiarlo. Definitivamente ya somos coleccionistas de estas cosas. Tienen un valor mayor para nosotros del que el vendedor imagina.

  4. ¡Santo cielo, Don! ¿Pues dónde fuiste a vivir, que parece el paraíso? ¡Algún día tendré que echarme una vuelta por allá?

    Ah, y bienvenido al club de quienes adoramos a nuestra suegra… no todas las leyendas urbanas son ciertas.

    Y un zape… claro que es tu OBLIGACIÓN acompañar al mandado a tu esposa… me temo que tú y el Capitán Quasar compartían la misma idea de que la comida surge mágicamente del refri. Je, je, je…

    Pero ya ves, hasta saliste ganando por tus buenas acciones. Felicidades por el nuevo NES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s