¿Wings? ¡A volar!

He de reconocer que una de las tardes más ricas que he pasado con mi esposa me sucedió hará cosa de un par de meses. Nos animamos y nos fuimos a cenar al Wings, a uno que está medio escondido, al ladito del Hospital Juárez, por Lindavista. ¡Ah, que rico cenamos! Además de la cena aprovechamos el momento y acompañamos una rica plática con un par de cervezas, cinco en total, para ser exactos. A pesar de que creíamos que la cuenta estaría un poco elevada nos sorprendió equivocarnos. Si no mal recuerdo el total fue de 170 más o menos, por lo que nos fuimos contentos, esperando regresar en próximas fechas.

Esas próximas fechas llegaron, el pasado viernes para ser más exactos. Acompañaos de un par de buenos amigos decidimos ir a cenar al Wing, solo que en esta ocasión no fue en el que comentaba antes, sino en el que está ubicado en Plaza Lindavista.

No soy rico, no soy jodido. Soy una persona de clase media (media-alta, dirán quien nos conoce), pero me indignó ver la diferencia de precios entre una y otra sucursal aunque no las separen más que un par de calles. ¿Un plato de arroz por $36? ¿¡Un plato!? Por Dios. El salario mínimo en México es de $49.50 más o menos. No hay que ser ridículos por favor. Cuando una persona de clase media, media-baja va a comer en un Wings. ¿Una sopa de tortilla por $49? Si son 3 pinches tortillas duras con caldillo de jitomate y un chile pasilla. No, en verdad no se me hace justo.

Cierto. La lógica de cualquier persona indicaría lo más simple: que el que tenga los recursos vaya y el que no, pues no. Cierto, repito. Sin embargo cosas como estas son las que realmente te ponen a pensar que chingaos va a pasar con nuestro jodido país. Las oportunidades cada vez son menos, las cosas más caras y menos accesibles y como siempre se jode más al jodido, protegiendo al que tiene con qué. Tengo una preferencia política, no lo negaré, pero el chiste del post no es hablar a favor ni en contra de nadie. Es darse cuenta de la disparidad en salarios, costos y demás que siempre ha existido en este país y en pensar un poquito en que demonios es lo que nos espera con este ritmo de precios/salarios.

Por último, la comida no estaba tan buena como en el otro Wings al que fuimos, y de plano lo que no acabo de entender es si no existe una homologación en los precios o cada gerente de Wings cobra lo que se le da su regalada gana.

¿A que va uno al Wings? ¿A farolear? ¿A gastar lo que no tienes? Cada quien es libre de ir a donde quiera, solamente me tomaré la libertad de recomendarles 2 cosas:

  • 1) Come en casa siempre que puedas.
  • 2) Si sales a comer busca un buen lugar, acorde a tus ingresos en el que se coma sabroso.

Yo por lo pronto iré al baño, a descomer lo que tan caro me costó. ¿Un plato de arroz a $36? No me cuadra. De veras no me cuadra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s